LESIONADA ADOLESCENTE CAIDA PRESA MALPASO CALVILLO (2)CALVILLO, AGS.- Una adolescente prácticamente se salvó de morir tras sufrir una estrepitosa caída de varios metros de altura en la presa de Malpaso, en este municipio, y estrellarse contra unas piedras, tras de lo cual sufrió algunas lesiones que le valieron ser internada en el Hospital General de este Ayuntamiento.

La víctima cuenta con 17 años de edad y vive en la calle Cuauhtémoc del fraccionamiento Morelos de la ciudad capital, que sufrió una fractura en una de sus piernas y golpes contusos en diferentes partes del cuerpo.

Según se informó, el pasado sábado 12 de abril, por la tarde, acudió a la citada presa en compañía de varios amigos para pasear y divertirse.

En determinado momento, la jovencita, acompañada de su amigo Luis Eduardo Velasco, se trasladó hacia las peñas, aunque el camino los llevó hasta la cortina del embalse. Los dos estuvieron caminando por ella y se dirigieron a las escaleras que los llevó al centro del pretil.

Ahí, la menor de edad decidió acercarse a la orilla de las piedras para asomarse hacia el fondo de la peña, pero lamentablemente perdió el equilibrio y se precipitó al vacío.

Se informó que la adolescente trató de agarrarse de una piedra pero que no pudo hacerlo y cayó por las piedras por espacio de 10 metros para luego caer al vacío por espacio de 15 metros hasta llegar al fondo de la peña.

LESIONADA ADOLESCENTE CAIDA PRESA MALPASO CALVILLO (1)A causa de lo anterior, se fracturó una de las piernas y ya no pudo levantarse, por lo que su amigo, al percatarse de lo ocurrido, de inmediato regresó a donde se habían quedado los demás para enterarlos de lo sucedido y solicitar ayuda a los servicios de emergencia.

A la presa acudieron oficiales de la Policía Preventiva de Calvillo y elementos de Protección Civil y Bomberos Municipales, que organizaron un operativo para rescatar a la víctima a través de labores de rapel y con ayuda de una camilla.

La jovencita fue subida a la cortina de la presa y luego abordada a la ambulancia ECO-335 del ISSEA, en la que fue llevada hasta el nosocomio calvillense para que fuera atendida por las lesiones con que resultó.