* Frente a su madre se los llevaron a ambos privados de su libertad en un auto

* La citaron en un parque con el pretexto de regalarle ropa para el niño

* La adolescente fue degollada

* El recién nacido se encuentra en perfectas condiciones de salud

* “2018 AÑO DE LA SEGURIDAD PARA ZACATECAS”

ZACATECAS, ZAC.- Una jovencita de 16 años de edad fue secuestrada en un parque de la capital junto con su bebé de 3 meses de nacido y en presencia de su madre, que nada pudo hacer por evitarlo, y posteriormente fue encontrada asesinada degollada en Genaro Codina, mientras que el niño fue hallado abandonado en un jardín en la ciudad de Aguascalientes, con vida y en perfectas condiciones de salud, por lo que sus abuelos maternos se trasladaron a la entidad hidrocálida para tratar de recuperarlo.

La Fiscalía General de Justicia del Estado de Zacatecas abrió una carpeta de investigación por el delito de feminicidio cometido en agravio de la muchacha, aunque por el momento se desconocen los motivos por los que fue privada de la libertad y de la vida.

La víctima fue identificada como Litzi Sarahí, que falleció a consecuencia de heridas punzo-cortantes, una de ellas en el cuello.

Los hechos comenzaron el sábado 28 de julio, alrededor de las siete de la noche, en el parque Niños Héroes de la capital en Zacatecas.

Previamente, Litzi Sarahí fue contactada por unas personas, que le ofrecieron regalarle ropa para su bebé recién nacido y acordonaron reunirse en dicho parque.

La jovencita aceptó, pero su mamá decidió acompañarla para tratar de cuidarla a ella y al bebé para que no les sucediera nada.

Sin embargo, ya en el punto de reunión, con engaños, las personas subieron a Litzi Sarahí y a su hijo a un automóvil con el pretexto de mostrarle otras prendas para el bebé y cuando estuvieron a bordo se retiraron a toda velocidad.

La mamá de la jovencita y abuela materna del niño nada pudo hacer por evitar que se los llevaran y luego los buscó en las calles y avenidas aledañas, pero no los localizó, por lo que enteró de los hechos a su esposo y juntos reportaron la desaparición de su hija y nieto ante la Fiscalía zacatecana la madrugada del domingo 29, al ver que no volvieron a su domicilio.

La FGJEZ activó de inmediato los protocolos de localización y atención del caso, además de que se inició una carpeta de investigación.

El mismo domingo 29, en Aguascalientes, el bebé fue abandonado en un jardín, en plena vía pública, donde fue encontrado envuelto en una chamarra y debajo de un arbusto por oficiales de la Policía Municipal y luego llevado al Hospital Tercer Milenio para una valoración médica, aunque tras ser auscultado por paramédicos en el lugar se los hechos se confirmó que se encontraba en perfectas condiciones de salud.

Los hechos tuvieron lugar minutos después de las siete de la noche, en el jardín del Mercado Primavera, localizado en las calles José María Arteaga y Gran Avenida, de la colonia Primavera, en el primer cuadro de la capital hidrocálida.

Alguien llamó al servicio de emergencias 911 para reportar que en el jardín referido se encontraba un bebé abandonado, por lo que al sitio se trasladaron rápidamente elementos del Grupo Ciclopolicías y del Destacamento Zona Centro, de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal.

Al arribar, comenzaron la búsqueda del infante y el oficial Steve Rogelio González Luévano fue el que encontró al niño debajo de un arbusto y envuelto en una chamarra en color negro, por lo que de inmediato lo cargó para protegerlo, tras comprobar que se encontraba con vida.

Enseguida, lo trasladaron a la patrulla 0003A1 para resguardarlo, solicitando la intervención de los paramédicos de la Coordinación Municipal de Protección Civil.

Instantes después arribaron en las unidades 09, UE-21 y UE-58 y recibieron de manos de los policías preventivos al bebé, por lo que lo revisaron y verificaron que, a simple vista, gozaba de un excelente estado de salud.

De cualquier manera, a bordo de la ambulancia UE-58, que fue escoltada por una unidad de la Policía Municipal, el bebé fue trasladado al Hospital Tercer Milenio para que se le realizara un chequeo médico más exhaustivo, quedando bajo custodia policial.

El Departamento de Trabajo Social de la SSPM tomó conocimiento del caso y le dio vista al Agente Ministerio Público para las investigaciones correspondientes.

Al enterarse del hallazgo del recién nacido, personal de la Fiscalía General de Justicia del Estado de Zacatecas, a través del Agente del Ministerio Público del caso, se trasladó a Aguascalientes acompañado de Verónica y Sergio, padres de Litzi Sarahí, y se presentaron en la Fiscalía hidrocálida para aportar información para poder acreditar el posible parentesco con el menor de meses localizado.

Por lo que se procedió a dar trámite a dicha petición, pero al no poder confirmar por el momento dicho parentesco a través de la prueba genética de ADN, ya que al tratarse en este caso de un varón, los posibles abuelos maternos no poseen los cromosomas (y) que sólo lo pueden aportar el padre o abuelo paterno.

De esta forma, se determinó que se tendrá que practicar dicha prueba de ADN al posible padre del menor, de nombre Juan Luis, para lo que ya se logró contactar al mismo, el cual se encuentra en el estado de Chihuahua y quien se trasladaría a Aguascalientes para someterse a dicha prueba y poder confirmar o desestimar el posible parentesco con el menor de meses.

El lunes 30 de julio, por la tarde-noche, finalmente fue encontrada Litzi Sarahí, pero ya sin vida.

Sujetos armados dejaron su cuerpo en el municipio de Genaro Codina, en el camino a la comunidad Santa Inés.

Las autoridades fueron enteradas del hallazgo del cadáver de una mujer, por lo que elementos del Instituto Zacatecano de Ciencias Forenses acudieron al lugar, levantaron indicios y trasladaron el cuerpo al SEMEFO.

Tras la práctica de la necropsia se determinó que la víctima murió degollada y a consecuencia de heridas punzo-cortantes.

Posteriormente, los padres de la jovencita desparecida la reconocieron plenamente, señalando que desconocían quiénes la asesinaron y los motivos.