DETENIDO O A ATENTADOS AL PUDOR A SOBRINA (JOSE LUIS) (1)AGUASCALIENTES, AGS.- Degenerado sujeto que le hizo tocamientos obscenos a una menor de 8 años de edad, que resultó ser su sobrina, fue recapturado por agentes de la Policía Ministerial en cumplimiento a una orden de reaprehensión que le giró el juez Mixto de Primera Instancia de Jesús María por el delito de atentados al pudor.

El depravado ya había sido detenido en marzo pasado pero increíblemente salió libre con el pago de una fianza, pero como ya no se presentó a firmar en el juzgado se le giró la orden de recaptura y nuevamente ya se encuentra tras las rejas.

Se trata de José Luis Segovia Ramírez alias “El Segovia”, de 43 años y con domicilio en la privada Las Flores de la colonia Corral de Barrancos, en Jesús María.

La respectiva denuncia en su contra fue interpuesta por la madre de la ofendida, que resultó ser concuña de José Luis.

El sábado 22 de marzo de este año, la agraviada se trasladó a la casa de sus abuelitos para visitar a su papá, aunque al llegar a la vivienda solamente se encontraba su tío “El Segovia”, que la invitó a pasar.

El tipo se metió a bañar y al salir aprovechó el momento para írsele encima a su pequeña sobrina, a quien le hizo tocamientos en sus partes íntimas.

Cegado por la lujuria, José Luis pretendió despojarse de sus prendas de vestir para consumar la agresión sexual, pero la ofendida se dirigió a la puerta de la casa para tratar de ponerse a salvo.

En esos precisos instantes, al domicilio llegó el papá de la niña, a quien le platicó lo que su tío le acababa de hacer.

El hombre, indignado, le reclamó a José Luis, pero éste negó todo y argumentó que la niña estaba inventando cosas.

Empero, el papá de la menor enteró a la mamá de lo ocurrido y además solicitó la intervención de oficiales de la Policía Preventiva, que acudieron al domicilio y detuvieron al sospechoso.

“El Segovia” fue presentado ante el Ministerio Público ya que la mamá de la niña, al tener conocimiento de los hechos, interpuso una denuncia en su contra por el delito de atentados al pudor.

El Fiscal inició una averiguación previa y consignó al detenido ante el juez jesusmariense, por lo que se le recluyó en el CERESO Aguascalientes, aunque poco después recuperó su libertad con el pago de una fianza.

José Luis tenía la obligación de presentarse a firmar en el juzgado, pero dejó de hacerlo y por esta razón se le giró la orden de reaprehensión.

El documento fue entregado a los agentes de la Policía Ministerial, que se encargaron de darle cumplimiento al ubicar y detener al depravado afuera de su casa, por lo que nuevamente fue encarcelado en el CERESO de la salida a Calvillo para que responda por los delicados hechos que se le imputan.