COSIO, AGS.- Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, policías municipales de Cosío y paramédicos, atendieron el reporte de auto privación de la vida en la comunidad de Agua Zarca; tras confirmarse el deceso de un menor de 12 años de edad, se solicitó la intervención del personal del Servicio Médico Forense (Semefo) para que se efectuara el levantamiento del cuerpo.

Alrededor de las 15:50 horas, en el número de emergencia 911, se recibió una llamada en la que reportaban que en un domicilio ubicado sobre la avenida Revolución en la comunidad de Agua Zarca Cosío, era requerida la intervención de los cuerpos de emergencia, debido a que un menor de edad, había sido localizado suspendido.

Policías estatales y municipales se trasladaron al domicilio referido, en donde se entrevistaron con una mujer de nombre Karina de 40 años de edad, la cual refirió que salió del domicilio por unos momentos en compañía de su hija de 7 años; al regresar y entrar a la casa, encontraron a su hijo de nombre Ricardo de doce años de edad, suspendido en el tejaban, mismo que no respondía a ningún estímulo.

Inmediatamente, los uniformados ingresaron al inmueble, descolgaron al menor y realizaron las maniobras de reanimación cardiopulmonar para salvarle la vida, sin embargo, no reaccionó.

Fueron paramédicos del ISSEA de la ambulancia ECO 330 quienes confirmaron que el menor ya no contaba con signos de vida, por lo que se procedió a acordonar el área y dar aviso a personal del Servicio Médico Forense (Semefo) para que se efectuara el levantamiento del cuerpo.

Cabe señalar que al ser cuestionada, la mujer mencionó que el menor había tenido una discusión con su hermana, lo cual consideró pudo haber sido el motivo por el cual tomó tal decisión.