• La unidad terminó estrellándose contra un árbol

DSC08865JESUS MARIA, AGS.- Mientras trabajaba, la muerte sorprendió a un hombre la mañana del pasado miércoles 30 de octubre en territorio de Jesús María, ya que al volante de una camioneta sufrió un fulminante infarto agudo al miocardio, por lo que se estrelló contra un árbol, aunque el accidente no influyó en nada en su deceso.

La tragedia ocurrió minutos después de las diez de la mañana sobre el boulevard Manuel de Jesús Clouthier y la calle Misión de Santo Tomás, en el fraccionamiento Misión del Campanario.

El ahora occiso fue identificado como Armando Navarro Hernández, contaba con 64 años y tuvo su última morada en la calle Vivero del Lago número 231 del fraccionamiento Casa Blanca, que trabajó en una llantera ubicada en la calle República de Colombia del fraccionamiento Las Américas.

El miércoles, a las 10:00 horas, fue enviado a llevar varias llantas a la sucursal ubicada en la calle Miguel Hidalgo número 605 del fraccionamiento Agua Zarca, en Jesús María, por lo que abordó una camioneta Nissan tipo estacas, modelo 1989, color blanco, con número económico 1 y placas de circulación AE-65-692.

Transitaba de sur a norte por el boulevard mencionado cuando repentinamente sufrió el infarto, por lo que soltó las manos del volante.

Ya sin control, la unidad de motor se proyectó hacia el lado izquierdo y se subió al camellón central, donde se impactó contra un arbotante y un eucalipto.

Por la velocidad que llevaba, la camioneta siguió avanzando otros metros hasta que se estrelló contra otro eucalipto, que estuvo a punto de derribar completamente, por lo que finalmente se detuvo.

En la cabina quedó el cuerpo sin vida del empleado.

Testigos de lo sucedido llamaron a los servicios de emergencia para reportar el accidente, por lo que al lugar acudieron paramédicos del ISSEA en la ambulancia ECO-336, que revisaron a Armando y constataron que ya había dejado de existir.

También llegó el oficial Miguel Ángel Macías Carreón de Tránsito Municipal de Jesús María, que tomó conocimiento del incidente.

El Ministerio Público acudió al lugar para dar fe de los hechos y peritos de Servicios Periciales levantaron el cuerpo del hombre para su traslado al SEMEFO, donde se le practicó la autopsia y se concluyó que murió del infarto.