Mario Michaus 13 de AgostoAGUASCALIENTES, AGS.- Las recientes lluvias han dejado al descubierto las deficiencias que presenta la remodelación de la Plaza de la Patria, una obra que por lo menos habrá de costar 40 millones de pesos, así lo afirmó el diputado Mario Álvarez Michaus, quien destacó que esta inversión ha ido retardando sus beneficios a la población. Es evidente la falta de un sistema de drenaje pluvial que evite la inundación de la Catedral y de la Plaza misma. Corregir lo anterior además de las grietas y desniveles en el piso podrían implicar un cuantioso gasto mayor de lo previsto, agregó.

Tal como lo declaró el presidente del Colegio de Ingenieros Civiles, Roberto Amador Martínez, es necesario “construir depósitos en la Plaza principal que capten el escurrimiento del agua de las lluvias con el fin de evitar que fluyan hasta la Catedral, tal y cómo sucedió la semana pasada”.

Aunque se diga que las pasadas lluvias fueron un fenómeno extraordinario, lo cierto es que el sitio no se construyó para resistir la presencia abundante de agua, esto saca a relucir una falta de planeación, indicó.

También se dijo que la Plaza estaría abierta para los festejos de la Romería, situación que no sucederá, de nueva cuenta por falta de planeación, pues no es posible que a algunos meses de construcción de la Plaza, siga en pie una finca que de la que ya se debiera haber terminado su proceso de expropiación, incluso antes de haber comenzado el proyecto.

Entre las bonanzas que traería la remodelación de la plancha asfáltica sería el que para las damas de Aguascalientes el piso no fuera problema para caminar si éstas usan tacones, sin embargo, a la fecha se presenta una serie de desniveles y agrietamientos que siguen ocasionando problema a los transeúntes.

Además, en el terreno jurídico se precisa que el Gobierno del Estado ha incumplido con la Ley que crea la Comisión Especial y el Consejo Consultivo para la Conmemoración del Centenario de la Soberana Convención Militar Revolucionaria de Aguascalientes, ya que si bien dicha comisión tiene que sesionar cada dos meses, no se tiene registro de que se haya instalado y que así sea, de igual forma se ignora si se ha creado su Reglamento Interior y el Programa General de Actividades que se debió presentar a más tardar el 15 de enero de este año.

Tampoco se ha integrado el Consejo Consultivo para la Celebración del Centenario de la Soberana Convención Militar Revolucionaria de Aguascalientes, por lo que se ha dejado de escuchar la voz conjunta de diversas instituciones sociales entre ellas asociaciones, universidades así como representantes de la sociedad civil y  funcionarios públicos.

En síntesis, una serie de deficiencias de proyección y planeación es lo que hasta ahora ha dejado ver el tan anunciado proyecto. Queda esperar si terminarán la remodelación de la Plaza antes del 15 de septiembre, tal como lo anunció Miguel Ángel Romero Navarro, titular de la Secretaría de Infraestructura y Comunicación (SICOM),  quién además contradice al Obispo de Aguascalientes, que asegura que la inundación de la semana pasada se suscitó por la deficiencia en las obras.

Finalmente, el legislador cuestionó ¿qué costo tendrá la corrección de los imprevistos y las deficiencias de la obra? ¿cuánto más le va a costar a la ciudadanía un proyecto que parece dejará un mal sabor de boca ante lo esperado? ¿cuándo terminarán las obras que tanto han costado al comercio del centro histórico? ¿habrán o no festejos del Centenario de la Soberana Convención Revolucionaria de Aguascalientes? ¿cómo justificar la omisión de una fecha histórica trascendente para generar derrama económica derivada del turismo?