ASESINAN A VETERINARIO EN ZACATECASGUADALUPE, ZAC.- Un veterinario fue asesinado degollado en el interior de su domicilio en el fraccionamiento La Florida, en esta cabecera municipal, donde fue descubierto la noche del pasado miércoles 26 de noviembre.

Las primeras líneas de investigación apuntaban a que el profesionista, aparentemente, pudo haber sido privado de la vida durante el desarrollo de un asalto, aunque no se descartaban otros móviles.

El veterinario fue identificado como Luis Delgado Haro, que fue vecino de la calle Bugambilias número 10 de la mencionada zona habitacional.

Se supo que quien lo encontró fue una mujer que resultó ser su prima, que fue al domicilio a petición de otros familiares, que estaban preocupados por Luis ya que no respondía las llamadas telefónicas.

Al llegar y después de tocar la puerta varios minutos no tuvo respuesta, por lo que se retiró para ir por un cerrajero, con el que regresó para que abriera la puerta.

Al hacerlo e ingresar, al llegar a las escaleras que conducen a la segunda planta encontraron a Eduardo tirado y desangrado, por lo que salieron para no contaminar la escena del crimen y dar aviso a los servicios de emergencia.

A través del servicio de emergencia 066, las autoridades fueron alertadas que en una vivienda de la calle Bugambilias se encontraba el cuerpo sin vida de una persona del sexo masculino, por lo que de inmediato desplegaron un operativo.

Al domicilio arribaron elementos de las Policía Municipal, Metropolitana y Ministerial así como efectivos del Ejército Mexicano, que acordonaron el lugar para comenzar las indagatorias.

Trascendió que el veterinario fue atracado y que los delincuentes le provocaron una herida en el cuello, por lo que se desangró hasta que murió.

El cuerpo del profesionista fue hallado tirado en el suelo.

Personal de Servicios Periciales, una vez terminadas las diligencias correspondientes, levantaron el cuerpo del veterinario para trasladarlo al SEMEFO, donde se le practicó la autopsia de ley, que confirmó que murió por una herida cortante de degüello en la parte posterior del cuello, aunque también presentaba signos de estrangulación.

Fuentes oficiales confirmaron que el arma con la que fue ultimado era un cuchillo de cocina, que fue encontrado sobre una mesa y envuelto en una toalla.