• Su cuerpo fue hallado putrefacto, en una cama, amarrado de las manos, amordazado y con los ojos cubiertos con cinta canela
  • Tenía una lesión en sus genitales y al parecer le robaron su vehículo
  • Se ignora el móvil del homicidio y no hay detenidos

AGUASCALIENTES, AGS.- El ingeniero de sonido del antro “Bar Uno”, anteriormente llamado “8 Segundos”, fue hallado asesinado, en estado de putrefacción, amarrado de las manos, amordazado, con los ojos cubiertos con cinta canela y con una lesión en sus genitales, en el interior de su domicilio en el fraccionamiento Vistas de Oriente la noche del pasado domingo 6 de octubre.

Hasta el momento se desconocía cómo fue asesinado, quién y quiénes lo mataron y el móvil del homicidio,  aunque se estableció que el profesionista tenía alrededor de 8 días de muerto y que realizó un convivio con varios amigos en su casa, por lo que eran buscados por las autoridades ministeriales para determinar si están involucrados o no en el crimen.

Además, también buscaban un vehículo del occiso que no estaba en su casa.

El asesinato fue descubierto por dos compañeros de trabajo de la víctima, que fueron a buscarlo a su vivienda debido a que tenían ocho días sin saber de él y lo hallaron en tales condiciones.

El asesinado fue identificado como Fabián Veloz Peralta, tenía entre 40 y 42 años de edad y vivió en la privada Machú Pichú número 104 interior 18 del mencionado fraccionamiento Vistas de Oriente.

Presuntamente, el sábado 28 de septiembre fue la última vez que se le vio con vida, conociéndose que ese día tuvo una reunión en su casa con algunos amigos.

El domingo, alrededor de las diez de la noche, dos de sus compañeros en el antro referido acudieron a buscarlo debido a que ya tenían una semana sin saber él y porque no se había presentado a sus labores.

Al llegar al inmueble les llamó la atención el hecho de que la puerta principal estuviera abierta, además de que percibieron un olor bastante desagradable, por lo que de inmediato sospecharon lo peor.

Los amigos de Fabián optaron por no tocar la puerta y fueron en busca de ayuda a la Línea

Verde, que pasa cerca del fraccionamiento Vistas de Oriente, donde encontraron a oficiales de la Policía Preventiva y les explicaron lo sucedido.

Los uniformados reportaron lo anterior a su base y pidieron refuerzos, pidiéndoles a los compañeros de Fabián que los llevaran a su casa y así lo hicieron, confirmando que la puerta estaba abierta y que del interior del inmueble emanaban olores nauseabundos.

Los elementos accedieron al domicilio y encontraron al propietario ya sin vida en una cama, por lo que salieron y dieron aviso a las autoridades ministeriales para que se hicieran cargo de las investigaciones correspondientes.

El Ministerio Público, agentes del Grupo Homicidios y peritos de Servicios Periciales se presentaron en el domicilio para iniciar las diligencias.

Trascendió que el cadáver de Fabián ya presentaba avanzado estado de putrefacción, presumiéndose que tendría 8 días de muerto y que presentaba fauna cadavérica.

Su cuerpo estaba en una cama y yacía en forma cruzada. Estaba boca arriba, con las manos amarradas y con la boca y los ojos cubiertos con cinta canela.

Además, a simple vista, se le apreció una lesión en sus genitales.

Los compañeros que fueron a buscarlo informaron a los investigadores que tenían 8 días sin verlo, indicándoles que era dueño de un automóvil Volkswagen, color tinto, con rines deportivos, pintura quemada y con placas de circulación AET-76-65 de Aguascalientes, el cual no estaba en la casa.

Por lo anterior, las características del coche fueron proporcionadas a todas las corporaciones policiacas para que sus elementos se abocaran a su búsqueda.

Los agentes ministeriales lograron conocer que Fabián tuvo una fiesta con varios amigos el sábado 28 de septiembre, presumiéndose que después de ella fue privado de la vida.

Una vez terminadas las diligencias de ley, el cuerpo del profesionista fue llevado al Servicio Médico Forense para la práctica de la autopsia de ley y se estableciera cómo fue asesinado.