• El alcalde Tecutli Gómez no resuelve el problema de la inseguridad pero si arremete contra manifestantes al tratarlos como delincuentes
• Indignación entre los ciudadanos por la arbitraria actuación de sus autoridades

LAGOS DE MORENO, JAL.- La construcción de un gasoducto en La Laguna, en Lagos de Moreno, provocó una manifestación de desaprobación por parte de los habitantes, pero las autoridades municipales reaccionaron de manera arbitraria al detener a varios de ellos y mantenerlos retenidos.

Una empresa había intentado realizar la construcción del gasoducto, pero tuvo que parar la obra ante la negativa de la población del pueblo indígena de La Laguna, pero nuevamente reanudaron los trabajos.

Ante esto, cabe preguntar ¿quién se está beneficiando al permitir esta obra?, ¿qué intereses oscuros existen detrás de este atropello ciudadano?Elementos de la Fuerza Única detuvieron a tres hombres y oficiales de la Policía Municipal a una mujer por su participación en la manifestación.

Sin embargo, posteriormente la fémina fue liberada, pero no los individuos, por lo que varios habitantes de La Laguna realizaron un plantón para exigir su liberación.

Pese a su postura, el alcalde Tecutli Gómez no ha querido darles la cara.

Fue tal la indignación que hubo entre los habitantes laguenses por la arbitraria detención de los ciudadanos, que hasta el doctor Aristarco Regalado Pinedo se pronunció contra la detención de los estudiantes Paúl Martínez Facio (egresado de Humanidades), Hugo Reyes (estudiante activo en Derecho) y del señor Benjamín Cedillo, todos habitantes del pueblo de La Laguna.

En su toma de protesta como rector del Centro Universitario de los Lagos ciclo 2019-2022, dijo “manifiesto mi completa indignación sobre la detención del alumno y poeta destacado y sus dos compañeros habitantes del pueblo de La Laguna en Lagos de Moreno”.

Y es que la empresa del Gasoducto del Noroeste, sin mostrar los permisos vigentes, inició las obras en el Barrio del Bajío en La Laguna.

Las autoridades municipales simplemente se están haciendo de la ‘vista gorda’ ante estos atropellos a dicha comunidad al no hacer acto de presencia en las obras que reiniciaron, “únicamente mandan a la fuerza pública para golpear y amedrentar”, denunciaron los habitantes del pueblo.

Tal parecer que en este lugar del Bajío había muchos ‘maleantes’, ya que ante la manifestación por la oposición de las obras estuvieron presentes las Policías Estatal, Federal y Vial con armas de grueso calibre, no fuera que algún niño en el biberón llevara granadas de mano o algún ama de casa un AR15 bajo sus ‘enaguas’.

Dicen que ‘el miedo no anda en burro’, pero qué tal cuando se trata hechos vinculados con grupos delictivos, en esos casos ni sus luces de los policías, sólo contra los desprotegidos y los débiles si muestran lo irracional que son las autoridades policiacas.

Ante la manifestación de los vecinos del pueblo de La Laguna, que se oponen a la instalación de gas natural en la zona, las autoridades les notificaron que el alcalde de Lagos de Moreno, Tecutli Gómez, fue quien autorizó la misma, sin mostrar un proyecto concreto.

Durante la mañana iniciaron los trabajos de instalación y los vecinos aseguraron que enseguida los policías estatales detuvieron a 4 personas (una mujer y tres hombres) por oponerse a la misma.

La gente se manifestaba en forma pacífica en el lugar y ante la desesperación de los policías decidieron detenerlos, aunque se desconoce quién dio la instrucción.