AGUASCALIENTES, AGS.- Tras una prolongada agonía de poco más de un mes, falleció un mecánico que había sufrido quemaduras de gravedad tras un flamazo en un taxi al que le reparaba la bomba de gasolina.
Los ahora trágicos hechos ocurrieron la tarde del lunes 25 de mayo de este año en la calle Cuarta Cerrada Cecilia Leal del fraccionamiento Horizontal del Valle, al oriente de la capital.
El ahora occiso fue identificado como Efraín Alejandro “N”, de 29 años de edad.
En los mismos hechos también resultó lesionado el taxista J. Jesús Sandoval Ornelas, de 52 años de edad.
Las investigaciones realizadas por las autoridades revelaron que este último era propietario del taxi número 1534, un Nissan Versa, en color blanco.
El día mencionado, el quincuagenario acudió con su vecino Efraín Alejandro, en la mencionada calle, para pedirle que le soldara la bomba de gasolina a tal unidad de alquiler.
Sin embargo, al estarlo haciendo, de pronto ocurrió un flamazo y el fuego alcanzó al mecánico, que fue envuelto por las llamas.
Al darse cuenta de esto, J. Jesús trató de auxiliarlo y entonces él también se lesionó.
Efraín Alejandro decidió tirarse al piso y comenzar a rodar para tratar de apagarse el fuego, llegando así hasta la casa de un vecino identificado como Francisco Javier Delgado.
Él se hallaba afuera de su vivienda cuando vio al mecánico rodar por el suelo y envuelto en llamas, por lo que, con ayuda de uno de sus hijos, utilizó una cobija y también agua para apagar el fuego en el cuerpo de su vecino.
Además, solicitaron ayuda a los servicios de emergencia, por lo que al sitio acudieron los Bomberos Municipales y paramédicos, que se encargaron de auxiliar a las dos víctimas.
De esta manera, a Efraín Alejandro le diagnosticaron quemaduras de primero y segundo grados en el 70 por ciento de su cuerpo y confirmaron que su estado de salud era grave, trasladándolo a recibir atención al Hospital Miguel Hidalgo al igual que a J. Jesús, que por su parte resultó con quemaduras leves.
Con el paso de las semanas, el estado de salud del joven mecánico se fue agravando y la noche del pasado viernes finalmente dejó de existir, por lo que elementos de la Dirección General de Investigación Pericial acudieron al HH para levantar su cuerpo y trasladarlo al Servicio Médico Forense a fin de que se le practicara la necropsia de ley.