MUERTO ATROPELLADO COLONIA NAZARIO ORTIZ GARZA (1)AGUASCALIENTES, AGS.- Un hombre que se hallaba alcoholizado tuvo una muerte instantánea y espantosa tras haber sido atropellado por una camioneta, cuyo chofer se dio a la fuga pero poco después fue localizado y detenido y la unidad hallada en la cochera de su domicilio.

Los hechos tuvieron lugar el sábado 26 de diciembre, al filo de las 20:12 horas, sobre el Boulevard Guadalupano y la calle Genaro Barbosa, en la colonia Nazario Ortiz Garza, al oriente de la ciudad.

Ahí murió Ángel Perea Gallegos, “El Chaca”, que contaba con 33 años y vivió en la calle Lázaro Cárdenas de la colonia Progreso.

Fue atropellado por Juan Carlos Hernández Méndez, vecino de la calle Serranía de la Gloria número 216 del Ejido Las Cumbres, que conducía una camioneta Chevrolet Avalanche, color oro, con placas 507AYI de Kansas, Estados Unidos.

“El Chaca” se encontraba alcoholizado y previo al incidente fue visto por su hermano Juan Pablo, “El Choco”, de 36 años y con el mismo domicilio, que fue a comprar alcohol a un expendio de vinos sobre el Boulevard Guadalupano y lo observó sentado sobre el camellón central, por lo que lo saludó y luego regresó a su vivienda a tomar.

En determinado momento, “El Chaca” pretendió cruzar el Boulevard en dirección de sur a norte, pero justo en esos momentos fue atropellado por la camioneta, que Juan Carlos desplazaba de oriente a poniente.

El peatón fue proyectado varios metros hacia el frente y cayó muerto sobre el carril izquierdo, por lo que Juan Carlos siguió su marcha y en un retorno dio una vuelta en “U” para volver a su casa, guardando la camioneta en la cochera.

Al lugar de los hechos llegaron paramédicos municipales, que certificaron el deceso del atropellado, por lo que acordonaron la zona junto con policías preventivos.

Oficiales de la Policía Vial también acudieron al sitio para tomar cartas en el asunto y luego ubicaron y detuvieron a Juan Carlos en su casa, detectando la camioneta en la cochera.

Las autoridades ministeriales se presentaron en el escenario del percance para realizar las diligencias, levantar el cuerpo del finado y trasladarlo al SEMEFO.