P1070729AGUASCALIENTES, AGS.- Tras haber sido arrollada por un camión repartidor de leche que iba de reversa en calles de la colonia San Francisco del Arenal, al sur de la capital, una empleada de 45 años de edad falleció cuando era atendida en el Hospital Miguel Hidalgo.

La finada fue identificada como Irma Rodríguez Trinidad, era casada y tuvo su última morada en la calle Enrique Olivares Santana número 313 de dicha colonia.

El que le causó la muerte fue el empleado Rubén García Cortés, de 50 años y vecino de la calle Balcón de la Plata número 135 del fraccionamiento Balcones de Ojocaliente, que fue detenido y quedó a disposición del Ministerio Público acusado por el delito de homicidio culposo.

El accidente ocurrió el pasado sábado 13 de julio a las ocho y media de la mañana sobre la avenida Mahatma Gandhi y la privada Sur de la colonia citada y la fémina dejó de existir a las cinco y media de la tarde en el nosocomio de la calle Galeana.

A las 05:30 horas, Rubén comenzó a laborar como chofer de un camión Isuzu, modelo 2010, color blanco, con logotipos de la empresa “19 Hermanos”, repartiendo leche en diferentes tiendas junto con su compañero Gustavo “N” y el supervisor Jorge Morales.

Tres horas después transitaba de norte a sur por Mahatma Gandhi y al llegar al cruce con la privada se dio cuenta que se pasó, por lo que se echó de reversa ya que tenía que llegar a una tienda.

Por desgracia, no se percató de la presencia de Irma y la atropelló brutalmente, provocándole lesiones de gravedad.

Rubén sintió un golpe pero pensó que se trataba de una coladera, pero como el chofer de un camión le estuvo sonando el claxon con insistencia, se detuvo y descendió para ver qué había pasado, dándose cuenta que había atropellado a una mujer, que estaba tirada al lado derecho de su unidad y se quejaba.

El supervisor y otras personas que pasaron por el sitio llamaron a los servicios de emergencia y poco después llegaron paramédicos, que auxiliaron a la empleada y la trasladaron a recibir atención al HMH, así como oficiales de la Policía Vial, que detuvieron a Rubén y lo presentaron ante las autoridades ministeriales para que se le deslindaran responsabilidades.

Por desgracia, Irma no logró sobreponerse a las lesiones sufridas y dejó de existir horas después, por lo que al nosocomio acudió el Ministerio Público para dar fe de su muerte.