COSÍO, AGS.- Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado en coordinación con la Policía Municipal de Cosío bajo el esquema de Mando Único, efectuaron la detención de un individuo de 39 años de edad, luego de que fuera reportado por agredir a sus familiares; cuando la afectada solicitó la presencia policial, dicho individuo intentó quitarse la vida por suspensión dentro de su domicilio, sin embargo fue rescatado por los elementos.

Tras descolgarlo comenzó a forcejear con los oficiales y en determinado momento sacó de entre sus pertenencias un arma blanca, con la cual agredió a uno de los uniformados ocasionándole una lesión en la mano a uno de ellos, finalmente, al encontrarse en el interior de la patrulla, comenzó a golpear uno de los vidrios hasta que lo quebró.

En el número de emergencia 911, se recibió el reporte de que en el rancho Los Martínez ubicado sobre la carretera estatal número 39 en la comunidad de Soledad de Arriba, era requerida la intervención policial, toda vez que un individuo se había encerrado en una habitación amenazando con quitarse la vida.

Inmediatamente, Policías Estatales y municipales de Cosío se trasladaron al punto referido en donde se entrevistaron con una mujer de 30 años de edad, quien informó que instantes antes, su pareja sentimental de nombre Alejandro de 30 años la había golpeado así como a sus dos hijas de 2 años y 7 meses de edad.

Agregó, que al ver que se encontraba incontrolable, ella solicitó la intervención de la policía, toda vez que temía por su vida y la de las menores, sin embargo al escuchar que los uniformados se trasladaban al lugar, Alejandro amenazó con quitarse la vida.

Al llegar fueron informados que se había encerrado en una de las habitaciones y al ingresar a ella, lo observaron semi suspendido, lo cual efectuaron las maniobras para ponerlo a salvo, evitando que se quitara la vida.

Sin embargo, en ese momento Alejandro comenzó a forcejear con los policías gritándoles que lo dejaran morir, emitiendo patadas sin dirección y golpes hasta que en determinado momento sacó de entre sus pertenencias un arma blanca con la cual lanzó varios viajes, ocasionando una lesión en la mano a uno de los oficiales.
Posteriormente, los policías lograron asegurarlo y abordarlo a la patrulla, pero comenzó a golpear el vidrio de la puerta trasera izquierda hasta que lo quebró en su totalidad. Finalmente, Alejandro fue puesto a disposición del Agente del Ministerio Público del Fuero Común por los delitos de lesiones, violencia familiar y daño en las cosas