• Primero inventó que se lo robaron, pero luego confesó que lo envolvió en plástico y lo encerró en un ropero

Dolores Marcela TapiaGUADALAJARA, JAL.- Bajo investigación se encuentra una mujer vecina del municipio de Tepatitlán de Morelos que reportó falsamente que su hijo de tres años de edad había sido robado por un desconocido, sin embargo, el cuerpo sin vida del menor fue encontrado por agentes investigadores de la Fiscalía General en el interior de un ropero de la propia casa de la mujer.

Dolores Marcela Tapia Tapia, de 24 años, con domicilio en la calle Donato Guerra, en la delegación San José de Gracia, en Tepatitlán de Morelos, acudió el sábado 22 de febrero ante la Fiscalía General del Estado para reportar que le habían robado a su hijo Jonathan Alejandro Cortés Tapia, de 3 años.

La mujer explicó que al estar en su casa, cuando se disponía a bañar a sus tres hijos, un hombre llamó a la puerta y ella abrió, pero que el sujeto le pidió dinero para comer.

Tapia Tapia dijo que se alejó de la puerta para ir por unas monedas, pero el sujeto jaló a Jonathan Alejandro y ella, al intentar recuperarlo, fue agredida por el hombre, quien logró escapar con el niño en brazos.

Durante las investigaciones, agentes de la Fiscalía General del Estado notaron que Tapia Tapia caía en contradicciones.

Fue la madrugada del lunes 24 de febrero que la mujer confesó que no se lo habían robado y explicó que lo que había sucedido fue que el sábado 22 de febrero su hijo tuvo una caída en la que sufrió un fuerte golpe en la cabeza, pero luego de convulsionar quedó inconsciente.

Declaró que intentó hacerlo reaccionar, pero al creerlo muerto, decidió envolverlo en plástico y lo ocultó en un ropero.

El cuerpo fue localizado por agentes investigadores y la autopsia reveló que el niño murió por una asfixia, ya que al estar envuelto en el plástico no pudo respirar, además de que tenía un golpe en la cabeza, el cual, dijo la indiciada, se lo produjo al caer.

Tapia Tapia se encuentra a disposición del agente del Ministerio Público, quien realiza las diligencias necesarias para resolver la situación jurídica de la mujer.

Cabe hacer mención que los otros dos hijos de Tapia Tapia les fueron entregados a sus abuelos paternos, pues el esposo de la mujer vive actualmente en Estados Unidos.