LAGOS DE MORENO, JAL.- La tarde-noche de este domingo 18 de julio fueron hallados los cuerpos de una mujer y un hombre a un costado de la carretera Lagos de Moreno-León, en la zona limítrofe entre Jalisco y Guanajuato.

Los occisos están en calidad de desconocidos y ambos fueron encontrados boca arriba, a metro y medio de distancia un cuerpo de otro.

TE PUEDE INTERESAR:

El hecho ocurrió minutos antes de las siete de la noche, mismo que fue reportado al servicio de emergencias 911 por varios conductores que transitaban por esa concurrida carretera, mencionando que había dos cuerpos tirados a un costado de la carretera, a unos metros de un señalamiento carretero que señala los límites entre los estados de Jalisco y Guanajuato

Al lugar se dirigieron las autoridades policíacas del Municipio y del Estado y personal de emergencias y al arribar se encontraron a un masculino boca arriba, que vestía una chamarra café, una camisa azul, pantalón de mezclilla color blanco y calzado deportivo; y una fémina que también estaba boca arriba, que vestía una sudadera color amarillo o naranja, pantalón de mezclilla deslavado en azul y calzado deportivo, quienes, al ser revisados por paramédicos, informaron a los gendarmes que ya no contaban con signos vitales.

Trascendió que el hombre tenía varias heridas, una en el cráneo, en parietal izquierdo con orificio de salida en la mandíbula de lado derecho y otro más en una mejilla con orificio de salida en la parte posterior de la cabeza; la mujer tenía una herida en el ojo izquierdo, en el tórax y otra herida más en la mandíbula izquierda con orificio de salida del lado derecho, todas ellas producidas por proyectil de arma de fuego. Así mismo, se hallaron casquillos percutidos, por definir si eran calibre 9mm o .38.

Por lo anterior, los policías acordonaron la zona a la espera del personal de la Fiscalía General de Justicia del Estado.

Agentes de la Policía Investigadora arribaron al lugar e iniciaron las primeras averiguaciones.

Asimismo, peritos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses se encargaron los cuerpos sin vida y los trasladaron al SEMEFO para los estudios correspondientes.