• Un hombre desconocido se acostó en las vías para ser atropellado por el ferrocarril; es el suicidio 89 del año

AGUASCALIENTES, AGS.- Un hombre protagonizó el suicidio 89 del año de una manera verdaderamente espeluznante, ya que se acostó en las vías del tren para ser atropellado por el ferrocarril y lo logró, ya que al pasar unas máquinas lo decapitaron espantosa y macabramente.

Los hechos ocurrieron la tarde del pasado lunes 21 de octubre sobre las vías del ferrocarril, a la altura de la avenida Gómez Morín y la calle Celso Bernal, en la colonia Morelos, al norte de la ciudad.

Hasta el momento el suicida no ha sido identificado, por lo que solamente se logró conocer que aparentaba una edad de entre 30 a 35 años, era moreno, de complexión regular, con cabello chino y negro, barba y bigote y el cual solamente traía puesto un pantalón de mezclilla color negro.

De acuerdo a las primeras investigaciones realizadas por las autoridades, el individuo, que al parecer se hallaba alcoholizado, se acostó intencionalmente sobre los rieles para ser atropellado por el ferrocarril cuando pasara.

Se estableció que por el lugar pasaron dos máquinas, las cuales no se detuvieron y aparentemente fueron las que le quitaron la vida de una manera verdaderamente espantosa ya que lo decapitaron.

Al parecer, el hombre se acostó boca abajo, recargando su cabeza en los rieles, por lo que al ser muerto la cavidad cefálica quedó fuera de las vías y el resto del cuerpo en medio de éstas, en una escena macabra.

Alrededor de las cuatro de la tarde con cincuenta minutos una vecina salió de su casa y al pasar cerca de las vías observó el cuerpo decapitado, por lo que dio aviso a las autoridades.

Al sitio acudieron elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal en la patrulla 502, oficiales de la Policía Vial en la patrulla 225, paramédicos del ISSEA en la ambulancia ECO-328 y elementos de Protección Civil Estatal en la unidad 010, que confirmaron la espantosa tragedia.

Posteriormente, hicieron acto de presencia el Ministerio Público, agentes del Grupo Homicidios y elementos de Servicios Periciales, que se encargaron de realizar las diligencias correspondientes y el levantamiento del cadáver para su traslado al SEMEFO.