MUERTOAGUASCALIENTES, AGS.- Un nonagenario que sufrió una estrepitosa caída de las escaleras de su casa en la colonia Olivares Santana y se golpeó fuertemente en la cabeza, falleció tras dos días de agonía en el Hospital Miguel Hidalgo.

El ahora occiso fue identificado como Hilario García Durón, contaba con 91 años de edad, era comerciante, estuvo casado con María del Rosario Cruz Avalos y tuvo su última morada en la casa marcada con el número 1716 de la avenida Fundición de la colonia mencionada.

Los hechos que finalmente le costaron la existencia tuvieron lugar el pasado sábado 21 de diciembre, alrededor de las nueve de la noche.

Desde hacía varios años se encontraba bajo tratamiento médico controlado ya que padecía de la presión, demencia senil y problemas de lucidez, por lo que en varias ocasiones sufrió algunas caídas.

El sábado subió a las escaleras de su vivienda pero perdió el equilibrio y cayó al piso, desde una altura de 1.5 metros, por lo que se pegó en la cabeza y comenzó a sangrar, además de que perdió el conocimiento.

En esos momentos, a la vivienda llegó su hija Laura García Cruz, de 34 años, que lo encontró tirado en el suelo y a su lado, de pie, a su mamá María del Rosario y a su hijo (de Laura), quienes le informaron que se había caído.

Laura le habló a su papá pero se dio cuenta que estaba inconsciente, además de que observó que sangraba de la cabeza, por lo que llamó a los servicios de emergencia para pedir ayuda.

Poco después arribaron paramédicos de un cuerpo de rescate, que lo auxiliaron y trasladaron a recibir atención al nosocomio de la calle Galeana, donde quedó internado.

Los doctores que lo atendieron le diagnosticaron una fractura de cráneo, hemorragia cerebral, fractura de un arco costal y una perforación de pulmón, por lo que reportaron su estado de salud como bastante delicado.

Por desgracia, el comerciante no logró sobreponerse a tales lesiones y murió el pasado lunes 23 de diciembre alrededor de las diez de la mañana, presentándose el Ministerio Público en el nosocomio para dar fe de su deceso.

Peritos de Servicios Periciales levantaron el cuerpo y lo trasladaron al SEMEFO, donde se le practicó la autopsia y se estableció que murió de un traumatismo craneoencefálico severo y traumatismo torácico profundo.