SUICIDIO (1)COSIO, AGS.- Un joven de 20 años de edad protagonizó el primer suicidio del 2014 tras ahorcarse en los primeros minutos del miércoles 1 de enero afuera de una escuela primaria de la comunidad Refugio de la Providencia, perteneciente a este municipio, ya que durante la celebración por la llegada del año nuevo sostuvo una discusión con algunos de sus familiares, tras de lo cual tomó la fatal determinación de escapar por la puerta falsa.

El primer suicida del año respondió al nombre de Eleazar Urbin Soledad Santos, que tuvo su último domicilio en la calle Benito Juárez sin número de la población referida.

De manera extraoficial se logró conocer que la noche del pasado martes 31 de diciembre, la familia del joven se reunió en su domicilio para despedir el 2013 y recibir el 2014, por lo que habrían estado consumiendo bebidas embriagantes y a la llegada del año nuevo se inició la discusión que desencadenó en la desgracia posterior.

Eleazar Urbin peleó con algunos de sus parientes, aunque no se lograron conocer los motivos de la discusión.

Luego de lo anterior, el joven decidió retirarse y se salió del domicilio, de lo cual se dieron cuenta varios de sus familiares, aunque nunca sospecharon que sería la última vez que lo verían con vida.

La celebración de la familia continuó por algunas horas más y después sus integrantes se retiraron a descansar, sin que volvieran a tener noticias de su pariente.

Eleazar, aprovechando que nadie lo veía, tomó un lazo de plástico y se dirigió a la parte posterior de la escuela “Cuauhtémoc”, ubicada cerca de su casa, donde decidió ponerle fin a sus días.

SUICIDIO (2)Un extremo del lazo lo ató al tubo de la malla ciclónica que rodeaba el plantel educativo y el otro a su cuello para de esta manera ahorcarse.

Alrededor de las ocho de la mañana, por el sitio pasó un individuo, que observó al joven sentado en el piso, pero al aproximarse vio que se había ahorcado, por lo que fue a avisarles a sus familiares y al comisario ejidal, de nombre Alejandro Rodríguez.

Los parientes del muchacho y el comisario acudieron al sitio y confirmaron la tragedia, por lo que solicitaron ayuda a los servicios de emergencia.

Oficiales de la Policía Municipal de Cosío y paramédicos del ISSEA en la ambulancia ECO-331 arribaron al sitio y tras revisar al joven constataron que ya no presentaba signos vitales, por lo que lo declararon muerto.

Una vez confirmado el primer suicidio del año, se dio parte a la Policía Ministerial, por lo que al lugar se dieron cita el Ministerio Público, agentes del Grupo Homicidios y peritos de Servicios Periciales, que se encargaron de realizar las primeras investigaciones y tras las diligencias correspondientes levantaron el cadáver y lo condujeron al SEMEFO para la práctica de la autopsia de ley.