• Resultó lesionada desde junio, tras ser impactada en su camioneta por un autobús en Tepezalá

AGUASCALIENTES, AGS.- Tras una agonía de casi un mes, una maestra falleció en el Hospital Miguel Hidalgo al no lograr sobreponerse a las graves lesiones con que resultó tras de que se vio involucrada en un aparatoso accidente automovilístico.

Dirigía una camioneta que chocó contra un auto conducido por una de sus compañeras, luego de que ella a su vez fue impactada por un autobús, cuyo conductor perdió la visibilidad a causa de la lluvia.

El accidente ocurrió el miércoles 26 de junio, alrededor de las 7 de la noche, sobre el kilómetro 22+800 de la carretera federal 71, tramo La Providencia-Luis Moya, en Tepezalá.

La ahora occisa fue identificada como Marcela Ruiz Martínez, contaba con 34 años de edad, estuvo casada con Mario Alberto Cardona Reyes, de 35 años, y tuvo su último domicilio en la calle Emiliano Zapata número 7 de la comunidad de Carboneras, en Tepezalá.

Como presunto responsable del percance fue señalado el chofer Angel Guadalupe Guerrero Campos, de 33 años y vecino de la calle Alvaro Obregón número 914 de la comunidad El Chaveño, perteneciente a Rincón de             Romos.

El día de los hechos, la mentora acudió a un evento de fin de cursos en la escuela donde trabajaba, en la comunidad Los Alamitos, en Tepezalá, junto con su compañera María Elena Nieto Torres, de 33 años y con domicilio en la calle Emiliano Zapata número 42 también en Carboneras.

Horas después, decidieron regresar a sus casas, por lo que abordaron sus respectivos vehículos. Marcela traía una camioneta Chevrolet Blazer, color blanco, modelo 1988, con placas de circulación de Michigan, E.U., y María Elena un auto Honda, color rojo, modelo 1994, con placas ACF-46-05.

Precisamente, María Elena circulaba delante de Marcela y de manera normal se incorporaron a la carretera 71 en dirección de norte a sur, pero repentinamente fueron alcanzadas por Mario Alberto, que conducía un autobús de pasajeros Dina, color café, modelo 1988, con placas 532-RAS del Servicio Público Federal.

En esos momentos comenzó a llover, por lo que Mario Alberto perdió la visibilidad de la cinta asfáltica y no se percató de la presencia de los vehículos que le antecedían, por lo que chocó fuertemente la camioneta Blazer, proyectándola hacia el frente para hacerla colisionar contra el Honda.

Al sentir los golpes, tanto Mario Alberto como María Elena detuvieron su marcha y descendieron de las unidades, percatándose del accidente.

Al ver a su compañera gravemente lesionada, María Elena llamó a los servicios de emergencia para pedir ayuda, por lo que al lugar acudieron paramédicos del ISSEA para auxiliar a Marcela y llevarla al Hospital Miguel Hidalgo, a donde ingresó delicada de salud.

Oficiales de la Policía Federal tomaron conocimiento de los hechos y detuvieron a los conductores del Honda como del autobús para presentarlos ante el Ministerio Público para que se les deslindaran responsabilidades.

Mario Alberto declaró que ese día, por la tarde, acudió a un evento político al Parque Tres Centurias, llevando a habitantes de la comunidad El Progreso, Tepezalá, y al terminar los llevó de regreso a esa población.

Dijo que luego emprendió el viaje de regreso a su casa y fue cuando ocurrió el accidente, insistiendo en que no veía la carretera debido a que estaba lloviendo, sintiendo cuando impactó la camioneta.

Los doctores que atendieron a Marcela le diagnosticaron fractura de cervicales cuatro y cinco, seccionadas, por lo que reportaron su estado de salud como delicado.

Por desgracia, no logró sobreponerse a tales lesiones y pereció el lunes 22 de julio minutos después de las 19:00 horas, por lo que el Ministerio Público se presentó en el nosocomio para dar fe de su deceso y peritos de Servicios Periciales levantaron su cuerpo para trasladarlo al SEMEFO.