RINCÓN DE ROMOS, AGS.-  Luego de un operativo implementado de manera conjunta entre personal de inteligencia, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado y policías municipales de Rincón de Romos, fue capturado un individuo que se desempeñaba como vigilante del Instituto de Salud del Estado con sede en Rincón de Romos a quien se le acusa de haber hurtado una caja fuerte y  posteriormente huir a bordo de una de las camionetas utilitarias.

Fue el director del Instituto de Salud de aquella cabecera municipal, quien solicitó la intervención de la policía del estado y preventiva de Rincón de Romos tras percatarse que en el Centro de Salud ubicado en el cruce de las calles México y Guadalupe, ya no se encontraba la caja fuerte, además de que faltaba una de las camionetas utilitarias tratándose de una Nissan, color blanco, con logotipos del ISSEA.

Conociéndose lo anterior, personal de inteligencia de la SSPE comenzó a realizar las investigaciones e indagatorias para localizar al vigilante de dichas instalaciones, conociéndose que posiblemente se trasladaría a la comunidad de El Bajío.

Con esta información, dio inicio un operativo conjunto en la zona, y vía frecuencia de radio proporcionaron a los policías de los municipios aledaños, las características de la unidad para su localización y aseguramiento.

Minutos después, policías estatales y de Rincón de Romos, detectaron la camioneta desplazándose a exceso de velocidad sobre la carretera que conduce a la comunidad El Bajío, por lo que le marcaron el alto al conductor, sin embargo éste hizo caso omiso, situación que generó una persecución por la zona.

Minutos después, los oficiales lograron cerrarle el paso a la unidad, misma que era conducida por quien dijo llamarse Ricardo de 28 años de edad, quien se desempeñaba como vigilante, el cual  en ese momento fue asegurado.

Al ser cuestionado sobre la ubicación de la caja fuerte, comenzó a contradecirse hasta que acabó por aceptar que la había llevado a una balconería ubicada en la comunidad de El Bajío, para que la abrieran.

Con esta información, los oficiales se trasladaron a la negociación, en donde la caja fuerte fue recuperada, sin embargo en su interior únicamente se encontraban documentos del ISSEA  y 800 pesos en bonos.

Finalmente la caja fuerte, la camioneta y el inculpado fueron puestos a disposición del Agente del Ministerio Público del Fuero Común.